Mi profesor, Salvador Guinart, solía proponernos proyectos interesantes y divertidos. En este, era necesario cumplir cuatro condiciones: adoptar un formato cartel, tomar como asunto la frase El Mundo al Revés, usar sólo tipografía y color, y acabarlo en un máximo de dos horas. Australia vino a mi mente.

Date: abril 29, 2014
Share: Facebook, Twitter, Google Plus

Mi profesor, Salvador Guinart, solía proponernos proyectos interesantes y divertidos. En este, era necesario cumplir cuatro condiciones: adoptar un formato cartel, tomar como asunto la frase El Mundo al Revés, usar sólo tipografía y color, y acabarlo en un máximo de dos horas. Australia vino a mi mente.

Date: abril 29, 2014
Share: Facebook, Twitter, Google Plus

Leave a Comment: